Grupo Vivir
consejos-comprar-casa

Adquirir una vivienda es un ‘deporte de riesgo’ ya que es una de las adquisiciones más importantes que haremos a lo largo de nuestra vida, por no decir la que más, y es fundamental no equivocarse en la elección. A la hora de lanzarse a la compra, además del buen estado del inmueble, es muy importante comprobar otras características que muchas veces pasamos por alto, pero que son más importantes de lo que creemos.

Y es que, aunque la mayoría de estas operaciones transcurren sin mayores molestias, lo cierto es que es mejor prevenir posibles contratiempos que se pueden convertir en un problema. Sobre todo, si tenemos en cuenta que es una de las mayores inversiones que realizarás en tu vida.

En este post te mostramos las 10 cosas más importantes que debes tener en cuenta antes de finalizar la compra:

1# Titular registral

Es importante comprobar mediante una nota simple que quien nos está vendiendo la casa es propietario real y legal de la vivienda.

2# Estado de cargas

Si tiene alguna hipoteca, embargo o carga de cualquier otro tipo.

3# Cuota de la comunidad

Se paga el porcentaje de la participación que nos corresponda. Saber qué incluyen los gastos de la comunidad y si el propietario anterior está al día.

4# Estado general y particular de la fontanería, electricidad y bajantes

Es recomendable probar la presión de los grifos, ver si el cuadro de luz es ya moderno, si existen contadores individualizados y el estado de las bajantes. Nos ahorrará futuras sorpresas.

5# ¿Vas a dar una entrada?

Firma un contrato de arras. Si ya te has informado sobre las condiciones reales de la casa y sabes que tu banco te ha concedido la hipoteca, es el momento de dar una entrada que te permita reservar la vivienda. Para ello, tendrás que firmar el contrato de arras junto al vendedor. Se trata de un documento vinculante y con valor legal a pesar de que no es necesario que intervenga un notario a la hora de realizarse.

6# Estado de la inspección técnica de edificios (ite)

Es obligatoria para los inmuebles de más de 20 años de antigüedad y se debe de realizar cada 10 años.

7# Infórmate sobre posibles beneficios fiscales

En función de la comunidad en la que vayas a adquirir la vivienda hay una serie de beneficios fiscales u otros, por lo que lo mejor será que te informes al respecto. En el caso de que adquieras una casa de segunda mano, debes contar con una serie de impuestos como el de transmisiones patrimoniales y el de actos documentados, que pueden llegar a suponer nada menos que el 10% de la compra. Por tanto, cualquier ayuda que puedas tener es poca.

8# ¿Qué tengo que saber sobre la ubicación?

  • El acceso y los medios de transporte más próximos desde o hacia el puesto de trabajo. Esto puede suponer un ahorro de tiempo y dinero importante.
  • Los colegios, institutos y guarderías en caso de tener familia.
  • Las tiendas, servicios de alimentación y centros de ocio (además de aparcamientos).
  • Planes urbanísticos o la construcción de obras públicas en la zona pueden beneficiar o perjudicar a la vivienda y a su entorno. ¡El Ayuntamiento te facilitará la información que necesites!

9# Obras previstas en el edificio

Tanto las ya aprobadas como las pendientes, pues de ellas dependerán las derramas que tengamos que afrontar en el futuro.

10# ¿Hay recibos de IBI u otros impuestos pendientes de pago?

Solicitar justificante de pago de las últimas cuatro anualidades del Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Otros impuestos que puedan afectar al inmueble son el ICIO y aquellas tasas que resulten de aplicación (recogida de basura, entrada de carruajes, etc.).